La Leyenda

Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 10:46:54

Textos escritos por Ikarus- extraidos del viejo foro

Estas palabras, pertenecen a los momentos en que Leonard se pone a reflexionar, y por tanto, es su punto de vista, no el mió, ni los hechos como ocurrieran.
Por tanto, es meta-juego si sus personajes se enteran de esto.
En rojo, las aclaraciones del jugador.

______________________________________________________________________

1 año…
Ha pasado casi 1 año desde que decidí ir por mi cuenta, y tratar de dejar a Niki detrás.
Y 3 años desde que deje las fuerzas, y me dedico por cuenta propia a impartir justicia, por un lado que no sea la ley.



Hace 6 meses que estoy en lo mismo: cuidar que se mantenga la Mascarada.
Hace casi un año, que formo una alianza con un gigante de buen corazón, llamado Thorne.
Me agrada, tal vez mas por que aun logra ser lo que yo ya no soy.
Aun mantiene vivo en su corazón, el Honor.
Cosa que la ciudad, me arranco.

Honor, en la ciudad… Ja!
Si hay algo me enseño la ciudad, es que hay que sobrevivir como sea, ya que no todos te van a tratar con respeto.
Aun la naturaleza es mas misericordiosa que la ciudad.
Últimamente, he considerado en serio, las palabras de Franz, sobre dejar la ciudad, y como buen Gangrel, quedarme en el bosque.

Me debo a mi cuadrilla, con la que he tenido buenos y malos momentos.
Tal vez sean los malos los que me hacen estimarlos.

Esta noche, recibí un encargo por parte de Collins, ese gordo bueno para nada, bebedor de whisky barato, y mujeres caras.

Le salve la vida hace 5 años, y el me devolvió el favor dejándome de regalo, esa viejo local abandonado para usar como mi oficina.

Y aquí, ahora, es la línea que me une con la policía.
Hubiese preferido una línea menos corrupta, pero es de los que mejor saben que ocurre en ese antro del carajo.
Aun me pregunto como mierda se me ocurrió entrar ahí.
O como Nikita pertenece a un lugar podrido como ese.
Nuestros ideales de justicia y deber para con la gente que nos necesita, es transformado en una obediencia ciega y deber para con el rico corrupto de turno.

Algo no anda bien, alguien esta dejando muchos cuerpos como clara evidencia de nuestra existencia.
Algún imbecil nuevo, que no sabe las reglas… o peor, alguien que no tiene nada de imbecil, y esta dejando esas pistas a propósito.

Busco al vikingo, y acudo a ver que carajo sucede.
No me gustaría encontrarme con un puto sabbat, así que no esta de mas, que vaya el pendejo (Patrick).


Última edición por eternasaiara el Miér 22 Dic - 11:02:30, editado 1 vez
avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 10:47:21

Últimamente, mi vida es una mierda.

Hace 4 meses, investigaba el caso de un tipo engañado por su mujer.
Le di toda la información, y tal como sospechaba, su mujer lo engañaba.
La sorpresa fue cuando le dije con quien lo engañaba: la mejor amiga.
La mina era lesbiana!!!
El tipo ahí nomás, empezó a destornillarse de la risa.
He visto varias reacciones en este negocio, de tipos que se ponen violentos, otros comienzan a llorar, e incluso algunos, quedaban shockeados, sin poder creerlo.
Créelo amigo, a tu mujer se la come otro.

Pero este tipo, empezó a reírse!
Como era la primera vez que veía una reacciona si, idiotamente le pregunte:
“Me rió para no llorar… si la vida te da la espalda, culiatela!”


Mierda… odio admitirlo, pero el tipo tenia razón…
“Quien dice, tal vez me haga un trío…” dijo mientras se iba pagándome.

------------------------------------------------------------------------------------

Y ahí estaba yo, con el vikingo, el pendejo, y las “soy-muy-linda-para-ensuciarme” de Max y Némesis haciendo lo contrario a lo que unas mujeres finas de su clase, harian.
Investigamos al tipo, lo encontramos, no sin antes ver como la imagen de personas inteligentes que tenia sobre Max y el grandote, se me caen al piso, tal cual ellos dos, caen de una ventana situada en el 8° piso.
Que mierda paso?
No se.
Iba detrás de ellos persiguiendo al sospechoso, y cuando el tipo se arrojo por la ventana, ellos hicieron lo mismo.
Carajo!
Lo puedo creer del vikingo, que debido a su espíritu guerrero, siga a su presa hasta las últimas consecuencias como lo hace un perro de caza… pero de la Toreador…
Es cierto: las rubias (Thorne) y las modelos, son estupidas…



Como dije agarramos al tipo, con todas las pistas consecuentes.
Por suerte, era un simple novato, y no un puto Sabbat.
Era un Caitif, y se lo llevamos a “Boromir”.
avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 10:47:52

Mierda!!
Mierda y mas Mierda!!!!
Ahora, prefiero mil veces un puto Sabbat, que un quilombo como este!!!
El Caitif?
Después de discutir el tema en el auto, y llegar a poco y nada, lo llevamos ante el príncipe, y William.



Después de dar nuestra explicación al asunto, incluidas las posibles salientes que tenga el tema, William lo rebano ahí mismo!!!!

Claro, para que mierda lo vas a interrogar?
Y si por eso fuera poco, el pendejo anda en algo raro.
El muy desgraciado, escondió algo que había en la Laptop del sospechoso.
Por lo visto, falta una foto que había.
Encima, las minas que en vez de tratar de ver que mierda hizo, o por que lo hizo, y que al parecer vieron que era, no me quieren decir!!!
Las muy perras creen que soy estupido!

Es cierto lo que me dice Franz: esos gatos afeminados, no ven mas allá de su nariz, si no se trata de vestidos, alhajas, u orgías de sangre.
El problema, es que solo yo me di cuenta, ya que el grandote, y “Joe”, un tipo nuevo en la ciudad, no estaban cerca.
Esto hace que confié poco en ellas…
Ya es sabido que el pendejo sepa cosas que nosotros no, y no nos quiera decir…
Lo mismo hace Ariadne, y el resto de los otros idiotas…
Pero ellos no están en mi cuadrilla, solo ayudan de vez en cuando.
Pero de Némesis y Max…
Si así lo prefieren jugar…
avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 10:48:54

Al menos, eso de reírme de toda esta basura, me sirve para no deprimirme…
Son estos momentos en que reflexiono, que me siento mal…
Si tan solo no hubiese sido tan estupido…
Estaría con ella a mi lado…



Anoche, el “Afrancesado” nos invito a su club.
Es buen tipo… cuando no actúa como idiota presumido… es decir, el 98 % del tiempo…
El otro 2%, es buen tipo.

Estábamos para beber algo, cuando entre chiste y chiste, el muy puto metió el dedo en la llaga.
Carajo!
Estaba tan caliente, que haberlo golpeado en la cara, no habría sido suficiente!
Así que como buen investigador, busque su punto débil.
Te gusta jugar con fuego?
A mi también, marica mal vestido…
Y así, encontré a su tesoro: su secretaria Maureen Greenfield.



Bueno, debo decir que por primera vez, Dios me regala algo entre tanta mierda…


avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 10:49:30

Desde que descubrió a Maureen, Leonard no tuvo por que tener sus deprimentes reflexiones.
Pero esta noche, luego de un altercado entre él y Mikel, de vuelta en su refugio, reflexiona:

-----------------------------------------------
Tengo dos teorías:
O bien, Dios no existe, o bien me odia…
O el muy puto odie a los vampiros.

Todo cuanto hago, o intento hacer, me sale para la mierda.
Ese puto Caitif que encontramos, resulto ser la punta del iceberg de una gran montaña de mierda.
Y mierda de los mayores, para no ser menos.
Que al principado le importa una mierda, o al menos “Boromir”, esta envuelto en temas turbios.
Me entero que el burdel al que solía acudir por información y algo mas, estaba envuelto en el trafico de sangre, y ahora esta envuelto en llamas.
Y justo yo, me vengo a enamorar de otra mortal… la cual es el premio a la pelea entre Ariadne, y el puto abusador de Mikel.
Mierda, no se lo alcance a decir, pero hubiese disfrutado verle la cara cuando le soltara el nombre de Maureen…
Me iba a matar, sin lugar a dudas… pero incluso la muerte, carecería de valor al ver su cara de asombro y lo que sea, antes de morirme.
Ya detesto esta vida… o muerte… o lo que sea que me mantiene caminando.
Ya imagino las palabras de Franz.
Tiene razón cuando dice que los Gangrel, no pertenecemos mas a la Camarilla… por tanto, que mierda le importa a Mikel lo que un Gangrel haga?
Si de entrada me hubiese preguntado con respeto: “Señor Leonard, vio ud a Ariadne?”
“Si señor, lo vi patinando en tal lado.” Y listo!!
Pero cuando empezó a preguntar… a tomarse su tiempo… y a decir “Todo a su tiempo…”
Ya sabemos de sobra que sos mas poderoso…
Pero venir con aires de gran señor, y refregárnoslo en la cara…
Anda a que te coja Ariadne, si tanto preguntas por él, puto!
Ni el príncipe Gabriel o Williams, quienes son los mas poderosos de la ciudad, tardan tanto para una pregunta tan estupida!
Quien mas va a ordenar el trabajo de los Ángelus??
El Papa? Batman?
Sinceramente, me importa ya un carajo.
Todo lo que hago o elijo, resulta ser una mierda, o convertirse en mierda.
Ya fue, les dejo a Maureen…
Siento lastima por la chica… estar entre dos pelotudos maricas, que se pelean como gatas en celo…
Encima, como si eso fuera poco, antes, Ariadne nos invito a patinar.
Acepte, para despejarme un poco, pensar en otra cosa…
Pero ahí estaba, Maureen, y Ariadne patinando juntos.
Enseguida, Max se puso celosa.
Y bueno, aproveche para descargarme con la camioneta de Ariadne.
Total, todo seria cosa de Max, que es la loca celosa…

[Leonard revuelve entre sus cosas personales, y busca la foto de Nikita, que había guardado.
Una gota roja cae por su mejilla, y se la limpia.].




Que será de ella?
Estará feliz?
Hice bien en apartarme…?

Es cierto, la ciudad contamina.
Tal vez sea tiempo de tomarme un momento a solas, para pensar mejor y mas claramente las cosas.
Cerrar los cabos abiertos, como el del caso que me dio el gordo Collins…


avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 10:51:49

Ese paquete, será la muerte de todos ustedes!!

Esa frase, gritada por la joven Ciara, se repetía en su cabeza, mientras caminaba de regreso a su refugio.


La caminata, dejaba el tiempo justo para llegar antes del amanecer, y el necesario para sus pensamientos…
Tenía mucho en que pensar, ya que esta noche, su mundo se había sacudido.

Era evidente la falta de comunicación rápida, así que ahí estaba, comprando de nuevo, un celular.
Salio de la tienda, y tropezó con Maureen.
Papeles volaron por los aires mientras el rostro de Leonard, se le llenaba de felicidad al ver quien era.
Duro poco, ya que al segundo, recordó que ella era aquello prohibido, inalcanzable, y que desde la noche anterior, estaba decidido a recuperar a Nikita.
Pidiendo perdón por el tropiezo, ambos comenzaron a levantar todo el papeleo.
Y ahí fue cuando una foto, llamo su atención.
Como buen detective, fue algo automático: presto atención a la imagen.
La sorpresiva expresión de su cara, no se hizo esperar mucho.
Era Evy (se lee Ivy), la tía Evelyn quien estaba en la imagen, junto a un montón de papeles de alguna institución para jóvenes.
Hacia mucho que evitaba a su tía, y por ende, no tenia mucha idea de donde estaría viviendo.
Peor el hecho de que Maureen, la secretaria de Ariadne, tuviera esos archivos, le intrigo, incluso le preocupo, así que decidió indagar a la chica.
Le importaba mas la información, que el hecho de que Maureen descubriera que era el mismo tipo que unos días atrás, ingreso en su oficina preguntando por ella, y que en los días posteriores, le había enviado flores, tarjetas y bombones.
(Con este resfrió, no me acuerdo bien que charlaron, jajaja, así que por eso evito la charla)
Ella no daría información a un desconocido solo por que aseguraba ser amigo de Ariadne.
El tipo no parecía ser del tipo de gente que Ariadne frecuenta. No con ese look tan desaliñado.
Ante la pregunta del hombre, Maureen asintió la información: era la directora del "Instituto para jóvenes con Capacidades Especiales", la señora Evelyn Bronson.
“Si, es mi tía, soy su sobrino… solo quería corroborarlo”
Respondió ante la falta de colaboración de Maureen, a soltar mas información que aquella.
Mientras la chica se retiraba del lugar algo extrañada, Leonard se quedo en el lugar, ajustando su nuevo teléfono celular.


Solo ayer, había estado en la jefatura de policía, buscando información sobre algún sospechoso falso, para que cualquier investigación del asunto referente a los cuerpos drenados de sangre, se desvié en la dirección contraria.
Al principio, esto no le gustaba. Pero un tiempo después, lo empezó a tomar como una protección a los humanos comunes: hay cosas que es mejor dejar en la oscuridad.
Estaba a punto de revisar las fichas, cuando lo inquirió el Capitán Saotome, sobre el paradero de su hija.


No fue una charla grata, y menos con un tipo del carácter del Capitán de la división anti-drogas de la jefatura.
Dejo una nota en el escritorio de Nikita, y se retiro ante la mirada fría y escudriñante de su suegro.
Lo peor vino luego, cuando después de un llamado de Max, se entero de que Nikita, estaba investigando algo de esas cosas que es mejor dejar a oscuras.
La hermosa detective de rasgos orientales, estaba excavando muy profundo, y eso no era bueno.

"En que te metiste, Niki?" Se lamento Leonard.

Luego de que el resto de la cuadrilla volviera de una “misión” en la que por alguna razón, no la dejaron participar, Max explico una teoría de que alguien mas, habría hecho el llamado a los Ángelus.
Pero claro, después apareció Patrick “el pendejo”, con su estupida actitud, y el Gangrel ya no quiso saber mas nada.
Se retiro del lugar, algo ofendido, viendo que no era necesitado.

Pero aquí estaba esta noche, llamando a Némesis, a Thorne y a Max para pedirles disculpas por tomar una actitud tan infantil también…
Max, aun estaba ofendida por algo más, algo que la noche anterior, Leonard dijo de mas.
Por que no podía mantener la boca cerrada?
Carajo, necesitaba un filtro entre su cerebro y su boca… así, perdería mas amigos de los que ganaría.
“Leo, sos un imbecil” se quejaba mientras Max, le cortaba disgustada, la llamada.
Pudo hablar bien con Thorne y con Némesis, y pedirles disculpas por haberse retirado en actitud tan infantil, como la de Patrick.
La noche deparaba cambios… nuevos encuentros… nuevos destinos.
Llamado por Thorne, Leonard acude a un supuesto trabajo citado por Patrick… que en realidad, era un trabajo para Aliester.
No le gustaba ir a ese lugar, con la mala fama que tiene ese tipo.
Pero debió quedarse ahí, mas que nada por respeto a sus amigos.
Resulto que la misión anterior de sus amigos, tenia por encargo llevar un paquete por orden de Ariadne, a un instituto.
Ese paquete, le pertenecía al mismo Aliester… o al menos eso les dijo el mago.
El lugar, al que ingresaron sus camaradas la noche anterior, era nada mas y nada menos que a la "Institución de jóvenes con Capacidades Especiales", en el que trabajaba como directora, su querida tía Evy.

Un vástago, y mas aun, un vástago Gangrel, lleva en su interior, una bestia aterradora.
Es capaz de matar, descuartizar, por que no reconoce entre familiares y amigos, o enemigos.
Pero esa bestia, no se compara en nada cuando esta alimentada por la furia humana.
Algo que estaba mas allá de la expresión de su cara, ocurría en el corazón de Leonard.

En este momento, la bestia chupa-sangre, era alimentada por la bestia humana.

No importaron las luchas que habían peleado codo a codo…
No importo todo lo que habían vivido juntos…
Si alguno de ellos se volvía a acercar al lugar… las cosas terminarían muy mal.
No los quería cerca…
Él mismo iba a ingresar a ese lugar, y recuperar el paquete.
Patrick dijo algo en burla… pero basto una mirada amenazante como para que el niño, se diera cuenta de que había tocado un nervio muy peligroso.

Se llevo al Vikingo, por ser el único en quien mas confiaba en ese momento, y se dispuso a lidiar con su pasado.

Una hora antes, había llamado por teléfono para fijar una cita con su tía.
Y aquí estaba ahora, a la espera de que la secretaria le diera el aviso de ingresar al salón.

Se levanto, e ingreso a la oficina.
El portal dio origen a un cambio súbito:
Detrás, quedo el detective, el policía… el hombre. Ahora solo quedaba el muchacho, el adolescente confundido, que buscaba a quien fuera su madre substituta todos estos años.



Ya no había suficiente memoria para recordar a su verdadera madre… era pequeño.
Esta era la mujer que lo crió, lo ayudo…
Era su tía… pero para Leo, ella era su madre.
Verla, le causo un impacto tremendo.
Se sentía de nuevo de 11 años, sentado en la cocina de la vieja casona, esperando que ella le sirviera el vaso de leche junto a las galletas de chispas de chocolate…


Estaba solo, sus padres habían muerto hacia solo un mes atrás.
Las caricias en su pelo, mientras le susurraba
“Leo… mi pequeño Leo… solo Dios sabe cuanto has sufrido… pero yo voy a cuidarte. A ti y a tu hermana.”
Rosie, su hermana, era muy chica para recordar.
Su hermana creció con Evy, como le decían, como única madre. (De hecho, a pesar de saber que es su tía, Rosie la llama mamá)
Pero él, ya con una clara idea de lo que significaba morir, le costo mucho mas.

Casi 35 años en un vistazo… y allí estaba ella, de pie junto al ventanal.

Unos brazos abiertos, lo recibieron de nuevo, y no pudo mas que entregarse a la emoción de verla, de abrazarla.
Hubiese llorado bastante, si no fuera por que los vampiros no pueden llorar.
Y eso lo trajo de vuelta a la realidad.
Ahora, era un vástago, una bestia.
Pero los ojos sinceros de su “madre”, lo reconfortaban.
Hay tanto que le quería decir…
Pero tenia que esconder su nueva naturaleza.
Por su seguridad, por la de todos los que amaba.
Así es que en actitud de detective, se encargo de poder cumplir con lo que venia a realizar ahí: rescatar ese paquete o su contenido.
Evelyn acepto, no sin profundo pesar… ella haría la vista gorda, mientras Leo contaba con una hora para el encargo.
Pero parecía que había algo mas en ella, como si supiera que su pequeño Leo, estuviera en algo oscuro, y nada comparado a la locura de las sectas que lo afectaron durante su adolescencia.

Finalmente, logro obtener el paquete, que no era otra cosa que un recipiente con sangre de alguien.
Y ya había sido extraída una gran parte del mismo.
A la salida del lugar, ambos Gangrel se cruzaron con la joven Ciara…
“Ese paquete, será la muerte de todos ustedes!!”


A que se refería?
Si esa sangre era tan importante, lo mejor era resguardar un poco de ella, para su posterior análisis, acordaron los Gangrel.
Después de pasar por la mansión de Ariadne, y encontrarse a Mikel, todo el asunto termino en lo de Aliester de nuevo, para intentar salvar a Ariadne del salvajismo de Mikel.
Y la noticia, la verdad…
La del recipiente…
Era sangre envenenada extraída del príncipe Gabriel.
Y envenenaba a quienes tenían contacto con ella.
Lo cual significaba que…



Esta ya en el bosque, a unos metros de su cabaña, en la soledad casi absoluta, si no fuera por los animales circundantes.
La bestia estaba paralizada… pero el humano atormentado, estaba llorando.


AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!
Es un grito, es un llanto.
Es un aullido… Es el alarido de un simple humano, preso en el cuerpo de una bestia.

Aliester no le dio los resultados de su análisis de sangre… pero Leonard ya lo siente, lo intuye.

Todo deberá cambiar ahora.
Todo deberá tener un propósito, a partir de ahora.
avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 10:54:26

Solo han pasado un par de días... pero mucho ha cambiado, al menos en su conciencia.
El destino o lo que sea, le aplico un ultimátum:
Era hora del cambio, de aclarar las cosas.
¿Hasta cuando seguiría con lo mismo?
Buscando una "cura" que le permitiera dejar de ser una bestia, y volver a ser humano de nuevo, para estar junto a su Nikita.
Pero una y otra vez, mientras buscaba esa "cura", se veía involucrado mas y mas en este mundo que odiaba.
Se relacionaba con otras bestias, a las que llamaba amigos.
Ya le parecía normal estar hablando de "limpiar" junto a un Vikingo de mas de 2 metros de altura.
Tuviera o no, esta nueva enfermedad o virus, eso le hizo despertar.
Si había una cura a su estado vampirico, era hora de hallarlo ya. Ni mañana, ni pasado.
Cuando? cuando a Nikita solo le queden dos años de vida?
Ella siquiera lo esperaría tanto?
Al menos, ella debía saberlo. Tenia derecho a saberlo.
Y mas aun, cuando se estaba involucrando con investigaciones sobre este mundo oscuro.
Debía protegerla, esto no era por las reglas del mundo de las bestias... esto era por ella.

"Yo no pertenezco aquí" dijo en voz baja, mientras cortaba la llamada a la tía Evy.

Inmediatamente, llamo a Nikita.
La sangre se le heló aun mas, cuando del otro lado, la voz de un hombre atendía.
"Quien es?"
Peor aun, cuando oyó decir a este hombre: "Amor, te buscan, un tal Leonard..."
Si de algo le sirvió el estar en la fuerza, es para mantener un tono calmado, aun cuando la situación no lo amerita.
------------------------------------------------------------
10 años antes...
-Hay un disturbio familiar... ustedes no pueden tomar bandos, no deben gritar ni inmutarse.
--Y como mantenemos el orden?--pregunto el estudiante que se encontraba al lado de Leo.
-Ustedes son la autoridad. Con voz neutral, firme y segura, imponen la calma. Sean prácticos ante todo.
Están ahí para para que se mantenga la paz, no para generar un caos.
------------------------------------------------------------
El problema es que olvido que Nikita lo conoce muy bien,y aprendió el mismo tono de voz.

"Nikita, necesito hablar urgentemente contigo.
Esto va mas allá de nuestra relación.
Es cuestión de vida o muerte.
Te espero en mi oficina mañana a las 9 PM."


La noche aun no terminaba, cuando mientras maldecía y daba patadas a los muebles por ese tal "Robert".
Alguien golpeo a la puerta de su cabaña, y Leo atendio con la ira del momento:
"Si!! quien mierda molesta ahora???"

Era Lars.
Mas allá de las disculpas del detective, Lars le pidió por ayuda para un trabajito.
Para este trabajo, debería buscar algunas personas de confianza, y reunirse con él a las 2 de la mañana.

------------------------------------------------------------
Alli estaban con John Doe, Max, Nemesis, y el vikingo, para ver que es lo que Lars requería.
La sorpresa fue que de nuevo, esa misteriosa figura conocida como Santiago de la Rosa, entraba de nuevo en escena, junto al recipiente con la sangre contaminada.

(Como ya dije, me inspira mas temor o cosita, este Santiago, que el de Jack Nicholson).
avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 10:57:36

Pero no solo eso, sino que requería una colaboración entre vástagos, y humanos.
Por un momento, un frió medular recorrió a Leonard: "estaría Nikita metida en esto????"
(Por un momento, pensé que la Master seria capaz, jajajaja)
Pero por suerte, no.
En su lugar, vio ingresar a Ciara, junto a sus dos escoltas: Eric y Tom.
Cazadores.



Mientras las explicaciones de Lars sonaban en la habitación, junto a las de los muchachos, Leonard analizaba la situación.
No le importaba trabajar con humanos, esto era algo que anhelaba internamente, ya que se acercaba mas a la humanidad o al contacto humano.
Y el hecho de que sean personas con la que ya había tenido contacto, le agradaba otro poco.
Mas específicamente la joven Ciara.

Después de que los jóvenes les dejaran una copia de la llave, los vampiros analizaron la situación.
En el mejor de los casos, Nemesis, usaría alguno de sus dones, para ingresar "espiritualmente" a la mansión, recorrer el lugar, reconocerlo previamente, y luego, ir al objetivo sin perderse.

Leonard sugirió su cabaña en el bosque sur. Era perfecta: se encontraba en una cascada seca, desde donde se podia ver a 2 kilometros de distancia, cualquier la llegada de cualquier vehículo que se acercara por el camino.


(Cabaña de Leonard)

Recién comenzaban (Nemesis a concentrarse y los dos Gangrel a cuidar de su cuerpo), cuando una joven de pelo muy largo y rubio, golpeaba a la puerta de la cabaña, pidiendo ayuda.
Leonard se ocupo inmediatamente del problema:
Aviso a Thorne y a Nemesis (a quienes la chica rubia no había visto aun), que se llevaba a la visita imprevista lejos, para estar tranquilos, y que regresaría pronto.
La chica lo llevo por el bosque, hasta los limites y mas allá.
Estaban ingresando en zona prohibida, zona de los Garou.
Pero ella había insistido en que sus amigos se encontraban en ese lugar.
Ya bajando del vehículo, ella noto la rara naturaleza de Leonard, y huyo hacia la penumbra, asustada.
Leonard quiso ayudar, pero el hecho de que la chica notara y le recordara su naturaleza de bestia; sumado a que es valiente, pero no estúpido (había escuchado que nadie con dos dedos de frente, entraría a zona de hombres lobo), y en ese momento, tenia otro objetivo.
Volvió junto a Nemesis y a "He-man", comentado lo sucedido.
Ahí, se entero de que la misma chica, se había cruzado con Thorne unas noches atrás.
Luego de charlarlo brevemente, Leonard se quedo junto a Nemesis, mientras Thorne, haciendo gala de sus habilidades de transformacion, fue a investigar el asunto.
Nemesis hacia su trabajo, mientras Thorne, aparecía con la chica en cuestión, y un joven herido.
Charla va, charla viene, una vez despierta Nemesis, todos se subieron a la camioneta, en donde partieron para llevar al muchacho herido al hospital, y alejarlos de las garras de los hombre-lobo.
Pero eso no los alejo de las garras de otro ser muy similar...
Lo que parecía algún amigo o familiar de estos jóvenes, arranco a Leonard del asiento del conductor a través del parabrisas, mientras el caos se desataba en el vehículo.
Toda la situación se redujo a eso: esa bestia que rescato a los jóvenes, y el grupo que huyo sin mas altercados que Nemesis huyendo para ponerse a salvo, Leonard que salia de entre los arbustos algo magullado, y Thorne que tuvo el coraje de hacerle frente a aquello, aunque sin pelea.
Después de encontrar a Nemesis en el camino, se dirigieron a la ciudad en la ahora destartalada camioneta.

------------------------------------------------------------

EDIT:
(Me olvidaba esta parte, jajaja)

Ya en la ciudad, le informaron a Lars, sobre la data obtenida de la casa de Santiago de la Rosa... y como era algo que también importaba a un Gangrel como Lars, le informaron de los extraños jóvenes encontrados en el bosque.
También se enteran de que el recipiente robado por De La Rosa, y con el que Thorne y Leonard habían entrado en contacto, era en realidad el antídoto...
Esto dio a Leo, un respiro de alivio, pero aun así, tenia que hacer lo que debía hacer sobre su vida.

"Avísenme inmediatamente si los vuelven a ver, y mientras tanto, deben protegerlos" fueron las palabras de Lars...
Con esto dicho, Nemesis se quedo en la ciudad, mientras ambos Gangrel, volvían al lugar para recabar mas información.

En el lugar del campamento, no solo encontraron los cuerpos destrozados de los familiares y amigos de la chica rubia de pelo muy largo... sino a la chica en cuestión.

-Calma, estamos para ayudarte... si somos extraños, algo sobrenaturales, no vamos a mentirte, pero somos amigos, queremos ayudarte...

La chica se calmo, y en silencio, comenzó a cavar tumbas y a preparar los cuerpos.
Mientras, Leonard y Thorne, la ayudaron en esa tarea.
Pero el Sol arreciaba por el horizonte.
Debían buscar refugio pronto, o serian carne quemada.
-Debemos ocultarnos, pero tu no debes quedarte aquí, este territorio es peligroso.-sugirió Leo.
-Si necesitas refugio, ve a la cabaña en donde nos encontraste, es mía, puedes quedarte ahí, es seguro.-Y acto seguido , corrió para esconderse del sol en el bosque.

A la noche siguiente, Leonard volvió a su cabaña, esperando encontrar a la chica de pelo muy largo...
Solo encontró una flor de la nieve, junto a una nota en su puerta.



En la nota, recibía las gracias por brindar refugio.
Eso enterneció el corazón de Leo.
Hasta ahora, no recibía ninguna gratitud de todo el trabajo hecho.
Si, esta ahí para cuando se lo necesita, pero aun así, el trabajo o el esfuerzo hecho, no eran merecedores de un simple "gracias".
Y esta chica, le recordó su lado humano.
Guardo la flor y la nota.
Después de encontrar al gigantón, ambos partieron de nuevo hacia la ciudad.

------------------------------------------------------------

Después de dejar al He-man de 2 metros en lo del pendejo, nuestro Leo se dirigió a lo que seria uno de los momentos mas importantes de su vida.... no-vida.
Ingreso a su oficina, la cual se encontraba con la puerta abierta...
Encendió la luz, y vio sus papeles tirados por el suelo.
Nada se compara con tener que enfrentar demonios o bestias diferentes durante las noches.
Así que una sonrisa recorrió su rostro:
"Quien haya sido... se sentirá como un completo estúpido en este momento al pensar que guardaría información vital aquí..."
Sus pensamientos fueron interrumpidos por un "Leonard!"
Era Nikita, quien ingresaba a la oficina.


(Posta, tal cual la postura y mirada).

Leo dejo la flor de la nieve sobre su escritorio.
Era en gesto de hacer notar que era humano, y por que no, de generar un poco de celos.
La charla de la pareja, se desarrollaba sin muchos problemas, con Leo explicándole a Niki el peligro de su investigacion.
Estaba a punto de explicarle mas acerca de su naturaleza y el por que se distancio de ella, cuando alguien toco a la puerta de la oficina.
Era William, junto a Mikel y Dre.(O era Drecco? no me acuerdo bien).
Leonard, despertó a la bestia en su interior.
No le molestaba la presencia de William. Tal como él dijo, si se encontraba de visita, el asunto a tratar seria importante.
Pero le molestaba que Mikel estuviera ahí.
Estaban cerca de su pequeño tesoro, su bebé... y nada ni nadie, le haría algo.
Pero debía mantener compostura, o todo se iría al carajo.
En un ademan de dominación mental (o lo que fuera que William haya hecho), envió a Nikita afuera para dejarlos solos.
Pero lo hizo bajo la compañía de Mikel, lo que provoco un aumento en la ira de Leonard...
No estuvo seguro de si William lo noto, pero una mirada asesina, brillaba en los ojos de Leonard.
Luego la calma: si él no hacia nada estúpido, ellos no sabrían que se trataba de su protegida, y lo tomarían como una simple clienta.
Una mujer casada que contrata los servicios de Leonard Bronson P.I., para encontrar a algún familiar perdido, o a su esposo infiel.
Tranquilo Leonard... entre mas rápido despaches los asuntos de William, mas pronto se irán de aquí.
Hecho esto, Mikel apareció, con un gesto raro, como limpiando su boca.
Otro brillo asesino en sus ojos, que evidentemente, le importo poco el que Williams lo haya notado o no.
-No deje de tenerme informado de la situación, señor Leonard.
--Como le dije señor, Williams, esto de la investigacion de espías dentro de una institución, suele ser un asunto muy delicado. Se debe tratar como una cirugía cerebral.
Cualquier error, y el espía notara que ha sido descubierto.
Pero no se preocupe, cuando cuente con información mas certera y evidencia mas consistente, sera el primero en saberlo.

Mientras se retiraban, Leonard saludo con la inclinación de la cabeza a Williams:
--Hasta luego, señor Williams, señor Dre...
Y lanzo una mirada nada disimulada a Mikel:
"Si me entero de que le has hecho algo a Nikita, te juro que voy a acabar con tu miserable vida, desgraciado hijo de puta.
Aun cuando me tarde la eternidad, o me cueste mi propia vida, te voy a llevar conmigo"




Evidentemente, si pudiéramos transmitir tanto con la mirada, no usaríamos el lenguaje verbal...
Pero en este caso, transmitió un instinto mas que de protección, de asesino.
avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 10:58:11

(Ahora, la parte difícil... ) Crying or Very sad

La puerta se cerro detrás del tétrico trió.
Su mano saco su celular y marco el numero de Nikita inmediatamente, mientras sus ojos seguían las siluetas de los vástagos por la ventana.
El tono marcaba que el celular de Nikita, se encontraba apagado o fuera del alcance de cobertura.
Williams y sus acompañantes, caminaban por la vereda hasta la camioneta negra.
Leonard contaba los segundos en que ellos desaparecieran del mapa en el horizonte negro.
Si tuviera pulso aun, sus latidos estarían muy alto.
Hizo un intento mas con el celular, y seguía indicando lo mismo.
La camioneta, dio la vuelta en la esquina.
Esto hizo que un Leo ágil y tan veloz como sus pies y el lugar se lo permitían, bajara a la calle.
Una vez en la vereda justo debajo de su oficina, comenzó a rastrear el olor de Nikita.
Detestaba usar esos "dones" que lo convertían en bestia, pero en este momento, le servirían para algo mas importante que solo mantenerlo entero.
"Dios, espero que aun le guste la misma fragancia" pensó.
Si, la particular fragancia a Givenchy impregnando la oficina momentos antes, se lo recordó.



Y como olvidar esa fragancia...
Le regalaba un frasco cada cumpleaños. Al menos, así era antes.
El olor estaba presente en el aire. Pero no mas alla del rente de la oficina.
Esto significaba que se había retirado en auto, o taxi.
Recordó que durante su charla con Williams, le consulto si había enviado a alguien mas, ya que sus papeles estaban regados por el suelo cuando llego a la oficina.
Con su clásico gesto de superioridad, Williams lo negó, pero le indico a Mikel que rastreara el lugar con sus poderes.
Lo estaba olvidando!
Era lógico, estaba tratando de contener a su bestia para no caerle a palos a Mikel...
3 hombres: un oriental y los otros dos de color.
Pensó en el Capitán Saotome, el padre de Nikita.
Su ultimo encuentro con él tipo, no fue lindo. Y considerando el bienestar de su hija, es posible que haya enviado o visitado él mismo la oficina de Leo.
No fue así.
"Leonard, es cierto, me preocupa el bienestar de mi hija. Si ella ya no te quiere, y tu insistes, es lógico que veas lo peor de mi.
Pero aun así, te respeto como para no entrometerme en tus asuntos.
De seguro debe estar en su casa."

"Su casa..." era evidente, si es que Mikel no le hizo algo mas...
Se subió a la camioneta sin parabrisas, y arranco a toda velocidad hacia el departamento de Nikita.

Llego casi inmediatamente. Subió las escaleras (el ascensor le parecería muy lento para solo dos pisos), y llego a su puerta.
Toco el timbre.
Nikita abrió la puerta.
(Debido a que no me acuerdo las palabras exactas, y como la master estaba media dormida, hice la siguiente escena mas a mi estilo para darle mas dramatismo, pero respetando mas o menos lo ocurrido durante el roleo)(ya sé que lo del negro era joda, pero me gusto la idea...).
Estaba en ropa de cama, ya que se disponía para irse a dormir.



-Leonard..!
--Nikita, estas bien?
-Si... que haces aquí?
--Vine para terminar nuestra charla de la oficina, nos interrumpieron...
-Interrumpir? quienes? ya hablamos lo que debíamos. Quedamos en que yo haría mi vida, y aceptaste dejarme en paz.
--(Malditohijodelaremilputa, Mikel...) No recuerdas que vino gente a tocar la puerta, y nos interrumpieron...?
-No... de que me estas hablando Leo, ya no te entiendo. Estas raro.
--(Juro que la vas a pagar bastante caro, Mikel...)...
-Bueno, me tengo que ir a dormir... es tarde.
--...No, Nikita, esta noche te había citado para hablar de algo importante, ademas de tu investigacion...
-Que investigacion...? que...?
--... era para sincerarme y contarte en donde he estado todo este tiempo... por que te aleje de mi...
-Leonard, tu elegiste una vida de la cual me canse, una vida que no quiero seguir mas... quiero una familia, hijos jugando a la luz del día... me harte de la noche en las calles...
--Pero Niki, yo...
-Basta Leonard, ya no tengo mas nada que hablar contigo.
--Nikita, quiero que me sientas el pulso...
-No, basta...
--Quiero que me toques, y me digas si tengo pulso o no...--Leonard agarra su mano por la fuerza.
-No...! basta...! Leonard, me estas asustando...!
Una figura masculina, se asoma por detrás de la puerta al oír los gritos de Nikita:
---Que ocurre aquí? Amor, estas bien?



Al ver al hombre de color, Leonard suelta el brazo Nikita...
Y lo mira amenazante, mientras con un gesto de su mano, le indica que no se meta... :noway:

-Todo esta bien Robert, vamos, vamos adentro...
Cuando Robert, un cirujano de 35 años del Chicago Memorial, comienza cerrarle la puerta a Leonard, con su otra mano aleja a Nikita.
Leo pone su mano en la puerta para detenerla con menos brusquedad posible:
--Nikita... necesito saber si me amas o no, si aun te importo...
-...Leonard...-Un silencio invade el lugar, mientras Robert sigue cerrando la puerta en la cara del Gangrel.
--Nikita...--Y hace una pausa-... Adiós, hasta nunca...
Mientras, los ojos de ambos, Nikita y Leonard, se buscan y se encuentran indicando gran tristeza reflejada en sus pupilas...
La puerta se cierra.
Leonard corre escaleras abajo. De nuevo, el ascensor seria muy lento para hacerlo desaparecer de aquel lugar.

Las ruedas de la camioneta rechinan en el pavimento congelado, en dirección del bosque.
Quiere estar solo. Quiere morir.
En el camino, intencionalmente realiza giros bruscos con el vehículo. Si ahora se estrellara contra una roca, no le importaría morir.
La camioneta choca contra las rocas pequeñas del camino, pero nada que logre sacarla del camino o causarle siquiera daño al Gangrel...

Llega a su cabaña.
Toma la foto de su amada que se encuentra en un mueble.
Mientras no deja de observarla, se va quitando el celular, el arma, la placa, todo aquello por lo cual siente su cuerpo mas pesado.



"Me conviertieron en algo que no quiero ser... detesto esta vida que llevo..."
"De no ser por ti, ya me habría suicidado... es por ti..."
"Por la esperanza de que algún día, vuelva a ser como era, y estar a tu lado..."
"Yo tampoco soporto esta vida, esta no-vida...."
"Solo dime si me Amas, si vale la pena seguir soportando esta maldición hasta poder quitármela..."
"O en todo caso, si estas dispuesta a una vida eterna a mi lado..."
"La eternidad, sin ti, no quiero, no deseo..."


Por que no pudo simplemente decírselo?
Rastros de sangre, recorren su rostro...
Se termina de sacar los zapatos, y queda en torso desnudo.
Solo los pantalones de Jean conserva.
Y se echa a correr por el bosque, para olvidar.
Corre lo mas rápido posible para ver si puede dejar el dolor atrás...
Sin desearlo concientemente, llega al campamento en donde yacían las tumbas de aquellos jóvenes extraños, con sendas flores de la nieve encima.
Allí, comienza a ver la manera de terminar con su vida...
"Todo ha terminado...
Su única razón de ser humano de nuevo, por la cual seguiría soportando lo que sea, ha muerto.
Condenarla por la fuerza a una eternidad cuando ya no me ama?
Solo la bestia piensa así...
Pero ese hijo de puta de Mikel... ese animal...
Me las va a pagar... todos me la van a pagar...
Si me muero, me voy a llevar cuantos pueda conmigo...
Ya es hora de que confieses, Franz... o Lars...
Van a tener que decirme quien fue el desgraciado que me hizo esto... y junto a Mikel, me los voy a llevar a la tumba..."
Grita, llora...

Una suave melodía y cántico, llega hasta sus oídos... hasta su alma...
Es la chica rubia de pelo muy largo.
Lo abraza y mece en sus brazos, mientras canta una triste melodía...
"...Para un la muerte de un viejo amor, siempre nace la esperanza de un nuevo amor..." parece decir la letra.
El dolor del alma, se esconde... en lo profundo del alma de Leonard...
No sabe si el dolor ha desaparecido, o solo queda sepultado por el cántico... pero ya no lo siente, ya no duele.
Leonard cae de espaldas sobre la hierba del bosque, mientras cae en un trance que debilita su voluntad o deseo mas allá de solo escuchar su voz, su canto.
Solo escucharla, y ceder ante la voluntad de la chica.
Ella se monta encima de Leonard, y el resto de la noche transcurre entre cantos, el ronroneo de la chica, y este "dejar todo atrás"...

Casi dos horas después, Leonard se levanta agotado, arañado, y con la mente turbia.
No puede pensar claramente, por tanto, no puede pensar en Nikita o lo que vivió hace unas 3 horas...
Solo la experiencia otorgada por esta chica de pelo muy largo y rubio... de la que ni siquiera sabe el nombre!
Ella termina de vestirse, y se marcha, lanzando un beso en el aire para él...


Vuelve a su cabaña...
Guarda la foto de Nikita en un cajón en forma inconsciente, se viste, y sale al encuentro de sus compañeros: hay trabajo que hacer en la mansión de De La Rosa.
En el camino, llama a Nemesis.
Se suponía se encontrarían esa misma noche a las 10 PM, y ya eran como las 3 AM!!!
La nota algo decaída por el teléfono...
No esta de ánimos para reunirse...
Quedando para la noche siguiente, Leonard se despide de ella, con un:
"Nemesis, no te sientas triste... sea lo que sea, en algún momento va a mejorar... el destino depara buenas sorpresas a veces...arriba ese animo".

Va a la ciudad a alimentarse, ya que aun se siente algo débil...
Es como quien corre o tiene una actividad física agotadora, pero a la vez relajante...
Tarda el resto de la noche en alimentarse, ya que le cuesta encontrar gente a estas horas...
Y vuelve a su cabaña, hasta la noche siguiente.

Da un ultimo vistazo al mueble en donde esta guardada la foto de Nikita...
Lo de esta noche, con esa chica gato, lo ha despejado del dolor que sentía por Nikita, pero no lo ha borrado.
Es mucho para olvidar en una sola noche, y mientras cierra los ojos con el mueble como lo ultimo que ve, sus pensamientos rondan su cabeza en si lograra superar a Nikita con esta chica, o lo proximo que hará, sera matar a Mikel y llevárselo consigo al infierno...
avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 10:58:47

Los sonidos del bosque, lo despiertan.
Por un segundo, es feliz...
sus recuerdos de la noche anterior, no están en su cabeza... es feliz solo despertando con el canto de las aves cercanas...
Pero enseguida, recuerda que es Leonard, y el peso de los momentos vividos ayer, cae en sus hombros duramente, y su expresión en la cara cambia.
Se queda sentado en el borde de la cama, mientras pone sus manos en su cara.
Se queda ahí, inmóvil, con la mente en blanco, tratando de emular esa situación de recién, en donde la ignorancia era felicidad...

Tras 10 minutos en esa posición, toma fuerzas y se levanta, se viste.
Inicia una rutina en la cual no desea pensar mucho.
En su interior sabe muy bien todo lo que sucede, pero aun así, se esfuerza en pensar, en sufrir.
La chica gato, solo fue una noche... y necesita mas de ella para intentar olvidar a Nikita.

Se alimento vagando por 2:30... y recibió un llamado de John.
Se reunieron en su oficina, en donde Leonard termino de ordenarla un poco, debido al la entrada de ayer...
Charlaron acerca de como John, entro en Sucubus, y sintió lo mismo que en el GoGo-Girls.
Si esto era así, pues el asunto era bastante serio, ya que ese lugar pertenece a vástagos Toreador muy importante.
Era como intentar acusar al presidente de la nación, de corrupto:
Es algo que todos mas menos saben o sospechan, pero nadie ha tenido pruebas, o se ha animado a denunciarlos.

John ya se retiraba, cuando en su celular, Leo recibió una llamada de Nikita!
-(Leonard por que???? por que lo mataste, asesino????)
Esta situación no daba para discutirlo por teléfono, obviamente...
Casi como un rayo, Leonard salio disparado hacia la casa de Nikita.
John también lo acompaño.


Ya en la casa, entro sin golpear, y se encontró con Nikita arrodillada, llorando junto al cuerpo de Robert.
Ella se levanto, y comenzó a golpear a Leonard
-¿¿Por que lo mataste??¿¿Por que??¿¿Por que...??
--John, sacala de aquí y ponla a salvo...!!
Leo miro el cuerpo inerte del hombre. No había solución o ayuda posible: estaba con el cuello roto.
Investigo lo poco que pudo sobre el asesino, pero no encontró rastros visibles... esta situación lo tocaba muy de cerca, y no podía concentrarse.

Recordó que Max y Nemesis, tenían la habilidad para registrar eventos pasados con solo tocar...
Volvió afuera, y mientras le arrebataba la chica al hombre canoso, le ordenaba que trajera a Nemesis o a Max, urgente.

No podía pensar mas allá de eso...
Alguien había intentado algo con su bebé, y solo encontraron a Robert, un pobre diablo que estaba en el lugar y tiempo equivocados...
Para Leonard, era evidente que querían llegar con Niki, su Nikita... y esto lo iban a pagar muy caro...

John volvió, y sugirió que se fuera del lugar, que se llevara a la chica.
Eso fue acertado, ya que mas gente podría aparecer, y ver que Nikita, era importante para él.
Se saco la chaqueta y la abrigo.
Subió a la desmayada Nikita a la camioneta, y partió con la intención de dejar la ciudad por ahora.
avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Leonard - El Alarido de una bestia… humana.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.