La Leyenda

Historias del Pasado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historias del Pasado

Mensaje por eternasaiara el Miér 22 Dic - 12:15:43

Aqui una breve historia de mi antigua campaña en Forgotten.

Act 1:

El sol se asomo en el horizonte y los primeros rayos de luz bañaron los muros del castillo de un color anaranjado intenzo. La frescura de la mañana se veia reflejada en los alientos vaporosos de los guardias, que habiendose despertado horas antes, se dedicaban a sus rondas y entrenamientos diarios.
En la cosina existia una gran moviemiento de criadas preparando el desayuno. Pan recien horneado de un color dorado esperaba ser servido, humeante, en pequeñas canastas. Quesos de distintas variedades, frutas y mermeladas de tentadores colores y texturas. Una de las criadas se dedicaba a cortar el tocino en finas fetas, mientras otra calentaba una gran sarten, donde los huevos y el tocino se combinarian en exquisito plato.
En todo el castillo podia respirarse el entusiasmo y un cierto aire de nerviosismo, aquel dia era el cumpleaños de la señora del castillo y la gran fiesta daria comienzo apenas ella despertara . . .

Lasher, tutor de Gazabel y Yisipat, viejo amigo de Eleint, habia despertadounas horas antes del amanecer y ahora se dedicaba a ayudar a los criados a preparar las mesas en el jardin. Largos manteles blancos nieve y jarrones llenos de rosas de varios colores y exquisito perfume decoraban las mesas. Una por una las criadas traian diferentes fuentes llenas de comida para el desayuno.
Lasher sonrio, todo estaba saliendo a la perfeccion, caminaba junto a las mesas dando indicaciones y asegurandose que todo sea perfecto. Finalmente cuando todo estaba casi listo, decidio darle un pequeño toque personal a la ocacion. Cerro los ojos y comenzo a recitar lo que parecian palabras de un antiguo y arcano leguaje, depronto de la punta de sus dedos comenzaron a surgir un sin fin de pequeñas esferas de colores que crearon un manto en constante movimiento, que flotaba sobre las mesas creando fascinantes diseños. Aquella, penso el elfo azul, seria una fiesta para recordar.

Una suave briza corrio los cortinados y el sol y el perfume de la mañana despertaron a la señora del castillo. Alli en lo alto del castillo, entre cojines, almuhadones y almuhadas, Eleint daba la bienvenida a un nuevo despertar. Estiro sus brazos y relajando los musculos de su espalda, luego aun recostada recorrio la habitacion con la mirada absoriviendo cada detalle, finalmente sus ojos se posaron en su vaculo. Un par de serpientes, una dorada y otra plateada, que sostenian una espera entre sus fauses, una esfera que ahora era de un color naranja intenzo al igual que el sol. Un escalofrio recorrio su espalada aquel vaculo hbia pertencido a su marido, Gwileran, un elfo dorado que habia muerto cuando los ejercitos del norte guiados por los fanaticos sacerdotes del dios Cyric invandieron su aldea. Eleint trato de llevar su mente hacia otra direccion pero le fue imposible, la imagen de su amado muriendo en sus brazos era una poisoñoza espina encarnada en lo mas profundo de su ser. Las lagrimas comenzaron a asomarse, cuando su puerta se abrio de golpe y como un rayo de esperanza sus dos hijos aparecieron detras del tormento del pasado. Eleint alcanzo por un instante a esconder su rostro entre sus manos y asi enjuagar sus lagrimas. Gazabel y Yisipat se lanzaron a sus brazos.

- Feliz Cumpleaños!!! - gritaron los dos mientras se fundian en afectuoza union

- Vamos madre, todo el castillo te esta esperando para comenzar a celebrar - la voz de Gazabel era tan parecida a la de su padre.

- Y la comida se ve delicioza! - agrego la siempre sonriente Yisipat

- Bien, bien bajare en un momento, esperenme junto a los demas . . .

Los dos se retiraron sonrientes dejandola nuevamente sola. Eleint se incorporo y camino hasta su vaculo, con la punto de sus dedos recorrio la curvatura de una de las serpientes y sintio como un escalofrio cobraba vida en la raiz de su espina. Contuvo sus llanto y beso el vaculo, luego dandole la espalda comenzo a preparse para su fiesta . . .

Lejos de castillo y su alegria, entre bosques y pastorales, Baldrik quien una vez habia sido un honorable mienmbro del la orden de caballerons del unicornio, viajaba en su montura rumbo norte. Meses atras habia viajado la capital del Reino donde el mismo rey lo habia enviado a llamar. Despojado de su pasado el caballero dudo en presentarse ante el rey, pero finalmente la casualidad o el mismo destino hizo que sus pasos lo llevaran a las puertas del reino. Alli donde una vez habia estado la imagen del noble unicorio, se encontraba ahora un dragon de color violeta. Podia verse en los ojos del caballero un renobado orgullo una nueva causa. El mismo rey, le habia pedido revivir las enseñanzas de caballeria en el reino y lo que una vez perdido volvia a renacer. La orden de caballeros de Cormyr daba a comienzo y el habia sido asignado como superior de la orden. Lleno de orgullo y gloria, Baldric se dirija ahora a el castillo de su vieja amiga Eleint, donde ese dia se llevaria una fiesta a razon de cumpleaños. el caballero clavo sus talones en los lados de su montura y dio galope hacia el norte . . .

____________________________________________________________


En la profundidad de las montañas, en las mismas entrañas de la tierra, alli donde la luz muere devorada por las sombras, un grito de panico y agonia quebro el silencio. Leraya hija mayor de la 8va casa, se retorcia en el suelo mientras su cuerpo comenzaba una doloroza y grotezca mutacion. Loth, diosa de los elfos oscuros, no mostraba piedad a sus devotos y defraudarla muchas veces significaba la muerte o peor, el exilio . . .
Haber dudado en matar a su madre y volverse matrona de la 8va casa, habia sido motivo de ofenza para la diosa y ahora Leraya era castigada. La parte inferior de su cuerpo lenta y dolorosamente su fue inchando y cambiando hasta formar el cuerpo de una araña gigante, mientras que su torzo ahora despojado de armadura y dignidad, mantenia la silueta de quien alguna vez habia sido la primera hija de la 8va casa. Una sonrisa siestra se formo en los labios de la matrona, el desprecio y la repulsion podian verse reflejados en su mirada, lentamente se acerco hasta la criatura y cuando apenas escasos centimetros las separaban escupio en el rostro de quien alguna vez habia sido su hija.
Humillada ante su familia y su diosa, Leraya fue expulsada de la ciudad Drow . . .
avatar
eternasaiara
Primigenio

Femenino Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 20/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.